La Procuraduría General de Colombia destituyó de manera retroactiva a dos congresistas del oeste del país por haber alcanzado sus escaños en 2006 mediante alianzas con grupos paramilitares, informaron fuentes de la entidad estatal.

Los ahora exlegisladores Dixon Ferney Tapasco Triviño y Enrique Emilio Ángel Barco fueron también inhabilitados por veinte años para el ejercicio de cargos públicos, según un fallo de única instancia del que el Ministerio Público informó en un comunicado.

Tapasco y Ángel, ambos del Partido Liberal Colombiano (PLC), fueron sometidos a un proceso disciplinario por "promover y auspiciar grupos paramilitares" en el departamento de Caldas (oeste).

La entidad de control de los funcionarios en Colombia estableció que ambos "accedieron a sus cargos" por vínculos con el desaparecido Bloque Central Bolívar (BCB) de las Autodefesas Unidas de Colombia (AUC).

El BCB, que tenía como responsable político a Iván Roberto Duque, en prisión, hizo parte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización que se disolvió a mediados de 2006 dentro de un proceso de paz con el Gobierno del ahora expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

La Procuraduría concluyó que "es claro" que en Caldas "se produjo una injerencia" de las AUC en todas las esferas para "fortalecer y expandir su proyecto político, influir en decisiones importantes y trascendentes del Estado y favorecer su situación jurídica particular.

Los paramilitares de esta región lo hicieron mediante alianzas con Ángel y Tapasco, quienes recibieron respaldo electoral de la organización armada a cambio de su promoción y auspicio por parte de los políticos, según la investigación del Ministerio Público.

Además de este proceso disciplinario, Ángel y Tapasco fueron vinculados por la Corte Suprema de Justicia con el llamado escándalo de la "parapolítica", gran proceso de vínculos de la clase política con las AUC seguido por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Cerca de cien legisladores o antiguos legisladores fueron o son investigados penalmente por la CSJ bajo cargos de vínculos con los paramilitares y, de ellos, treinta han sido sentenciados a prisión.

La mayoría pertenecen al Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), conformado en 2005 para promover la reelección de Uribe en 2006.

En su caso, Tapasco afronta otro proceso criminal como uno de los presuntos responsables del asesinato en 2002 del periodista Orlando Sierra, subdirector del diario La Patria, de Manizales, la capital de Caldas.