La capital brasileña acogerá a partir de mañana la XV Conferencia Internacional Anticorrupción (IACC, por sus siglas en inglés), en la que 1.400 delegados de 135 países debatirán alternativas para adecentar la gestión pública en todos sus ámbitos.

La conferencia, promovida por la organización Transparencia Internacional (TI), se celebra cada dos años y, en esta edición, que concluirá el próximo sábado, ha sido convocada bajo el lema "Movilizar personas y conectar agentes para el cambio".

Según ese organismo internacional, mediante ese lema se pretende pretende animar a la sociedad civil a tener una participación más activa y directa en la lucha contra el fenómeno global que encarna la corrupción.

En Brasil, la cita coincidirá con los tramos finales de un juicio desarrollado en el Supremo Tribunal por escándalos de corrupción que fueron denunciados en 2005, durante el primer mandato presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva, que muchos ven como un nuevo marco para el combate a los ilícitos en la gestión pública.

La propia TI subrayó esa coincidencia e indicó en un comunicado que ese hecho hace todavía más "propicio" que el escenario de esta cita sea Brasil.

La nota también incidió en que durante la conferencia se abordará incluso la corrupción en el deporte, que tendrá en Brasil uno de los grandes centros mundiales en los próximos años, pues el país acogerá el Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La conferencia estará dividida en cinco grandes ejes temáticos que abordarán el combate a la impunidad, la gobernabilidad climática y limpia, los flujos financieros ilícitos, la necesidad de Gobiernos estables y transparentes y la decencia en la gestión deportiva.

Según TI, son asuntos "particularmente oportunos" por la propia realidad brasileña, pero también por otros casos registrados en los últimos meses, como la condena por fraude fiscal "de un expresidente de un país del G8", una clara alusión al italiano Silvio Berlusconi.

Asimismo, TI citó "la frustración que crece en todo el Oriente Medio" ante los nuevos liderazgos surgidos de la llamada "Primavera Árabe", que "no han significado nuevos esfuerzos para poner fin a la corrupción".

En la apertura se prevé la presencia de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aunque fuentes oficiales dijeron que aún no ha sido confirmada, y de otras autoridades del Gobierno brasileño, así como de la filósofa canadiense Huguette Labelle, quien preside TI desde 2005.

Entre las decenas de oradores anunciados para los cuatro días de la conferencia figuran además la periodista yemení Tawakkol Karman, premio Nobel de la Paz de 2011 y fundadora del grupo "Mujeres periodistas sin cadenas", y el exmagistrado español Baltazar Garzón, quien ya ha participado en varias ediciones de esta cita.

La conferencia concluirá el próximo sábado, cuando será adoptada una resolución final que recogerá el resultado de los debates y las recomendaciones de los expertos convocados por TI, que desde 1993 promueve iniciativas para acabar con la corrupción.