La Justicia condenó al Estado uruguayo a pagar una indemnización de 35.000 dólares a la familia de un guardaespaldas del expresidente uruguayo Tabaré Vázquez (2005-2010) muerto en un accidente de tráfico en 2007 mientras cumplía con su trabajo, informaron hoy fuentes judiciales.

Un Tribunal de Apelaciones revocó el fallo de primera instancia de un juez que no había hecho lugar al reclamo de la familia del custodio Walter Montes de Oca y condenó al Estado a pagar 25.000 dólares a la madre de fallecido y 10.000 dólares a un hermano por "daño moral", informó el abogado familiar Ramiro Chimuris.

Además, el tribunal "hizo lugar" al reclamo de la familia de recibir otra cantidad de dinero por "lucro cesante", que supone compensar los pagos que el fallecido recibiría por su trabajo hasta su jubilación, "pero no fijó el posible importe" agregó el abogado el declaraciones a Radio Carve.

En su reclamo total, la familia del guardaespaldas fallecido aspira a una indemnización de 236.000 dólares.

Chimuris destacó que durante el proceso judicial "quedó demostrada" la responsabilidad del Estado uruguayo en el accidente porque el conductor "no tenía experiencia en el manejo de vehículos blindados".

La camioneta en que viajaban los custodios del presidente se salió de la ruta en una curva y volcó.

Montes de Oca tenía 52 años y medio y la familia aspira a otra compensación por los siete años y medio que tenía por delante de trabajo hasta su jubilación, sin embargo el tribunal solicitó más información porque su contrato laboral vencía el 28 de febrero de 2010, el día previo a la toma de mando del nuevo Gobierno.

El guardaespaldas falleció al volcar el vehículo blindado en que viajaba por el interior de la estancia presidencial (residencia de descanso) ubicada en el departamento de Colonia, a unos 180 kilómetros de Montevideo.

El expresidente Tabaré Vázquez, médico oncólogo de profesión, pasaba unos días de descanso de la Semana Santa de 2007 en el lugar y prestó los primeros auxilios al custodio, que murió poco después.

Vázquez declaró como testigo en el reclamo judicial en noviembre de 2010.