Los agentes del guardabosques dominicano Melky Cabrera desconocían el acuerdo para crear un sitio de internet y presentar evidencia falsa para contradecir el resultado positivo que dio el pelotero en un control antidopaje.

De acuerdo con las conclusiones del gremio de peloteros, los agentes del dominicano desconocían ese plan, pero el sindicato señaló que no actuaron de manera adecuada a la hora de controlar la manera de actuar de los empleados de la firma que planearon el engaño.

Luego de que el Departamento de Investigaciones de las Grandes Ligas descubrió que Cabrera quiso falsear evidencia, la Asociación de Jugadores de las Grandes Ligas inició una investigación a los hermanos Sam y Seth Levinson, jefes de ACES Inc., la compañía que lleva los asuntos del pelotero dominicano.

El presidente del sindicato de peloteros, Michael Weiner, indicó que después de haber realizado una investigación exhaustiva, "concluimos que ninguno de los directores de ACES estuvieron involucrados ni estaban al tanto del plan de Cabrera".

Agregó que se tomaron medidas contra los hermanos Levinson, pero dijo que ACES podrá seguir representando a todos sus jugadores.

El gremio rechazó certificar como agente con restricciones a Juan Núñez, de quien ACES describió como un colaborador.

Núñez fue el encargado de crear un sitio de internet falso que tenía como finalidad que Cabrera argumentara una apelación para revocar la suspensión de las mayores.

Cabrera fue suspendido en agosto por 50 juegos tras arrojar positivo en un análisis por la presencia de una cantidad excesiva de testosterona.