La supertormenta Sandy que dejó Broadway a oscuras la semana pasada golpeó de manera predecible la taquilla de la Meca del teatro, con pérdidas de más de 6 millones de dólares.

La Liga de Broadway, la asociación de comercio nacional por la industria de Broadway, difundió el martes cifras que muestran, como era de esperarse, que todos los shows sufrieron por Sandy. Uno de los más afectados fue el musical "Nice Work If You Can Get It", que perdió 538.853 dólares.

La recaudación total para la semana que terminó el domingo fue de 13.578.724 dólares, muy por debajo de los 20.083.783 millones de la semana previa. La asistencia cayó de 214.909 a 149.443.

La tormenta arribó el pasado lunes y llevó a los 40 teatros de Broadway a cerrar sus puertas hasta el miércoles. Todos los espectáculos subieron el telón el jueves por la noche, pero el daño estaba hecho, aunque pocos esperan que sea duradero.

"Volverá a su estado normal, no hay duda. Broadway es Nueva York y todos celebra el teatro en esta ciudad", dijo Barry Weissler, productor en Broadway desde 1982. "Es momento de ponerse al día".

La mayoría de los espectáculos de Broadway ofrecen ocho funciones por semana, pero Sandy llevó a muchos, incluidos "El Fantasma de la ópera", "The Heiress", "¿Quién le teme a Virginia Woolf?" y "Chicago", a presentar seis. "Glengarry Glen Ross" y "Evita" sólo lograron ofrecer cinco funciones. En total, 40 actuaciones individuales se cancelaron.

Otro show afectado fue "Wicked", que perdió 490.996 dólares aunque aún así logró facturar 1.166.275. El menos golpeado fue "Rock of Ages", que perdió apenas 59.209 dólares.

Sandy le dio el más reciente golpe financiero a Broadway, que en el pasado ha sufrido por los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, cuando los teatros cerraron por dos días, y el huracán Irene en 2011, que barrió con las ganancias de una semana.

"Las tormentas no nos detendrán, la terrible tragedia del 11 de septiembre no nos detendrá. El teatro continúa. Es una de las formas de arte más antiguas conocidas por el hombre y seguirá", dijo Weissler, quien junto a su esposa Fran ha producido musicales como "Grease", "Chicago" y "Annie Get Your Gun".