Al menos tres personas murieron hoy y otras quince resultaron heridas en dos ataques perpetrados a las afueras de Bagdad, uno de ellos con coche bomba, informaron a Efe fuentes policiales iraquíes.

El atentado más grave tuvo lugar en la zona de Al Obeidi, de mayoría chií, al este de la capital, donde estalló el citado vehículo, que acabó con la vida de tres personas.

La explosión causó, asimismo, ocho heridos y daños materiales en varios coches y edificios de los alrededores.

En el segundo suceso, una explosión se registró en la zona de Tayi, 30 kilómetros al norte de la capital, lo que provocó heridas a siete personas, según el primer recuento de víctimas.

Hasta el momento, se desconoce si el estallido se debió a la explosión de un coche bomba o de un artefacto.

Las fuerzas de seguridad se han desplazado al lugar del suceso y han trasladado a los heridos a los hospitales, añadieron las fuentes.

Irak ha vivido en el último año un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y las fuerzas del orden desde la retirada, en diciembre pasado, de las tropas estadounidenses.