El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, informó hoy que las fuerzas de seguridad han capturado en lo que va de 2012 a 235 personas que se dedicaban a extorsionar a comerciantes y transportistas en el país.

Según el jefe de Estado, los detenidos por la Policía integraban un total de 23 organizaciones que quedaron desarticuladas.

Pérez Molina reveló las estadísticas al ser consultado por periodistas sobre un "bono navideño" que las temidas pandillas juveniles exigen al transporte de pasajeros como pago de la extorsión para finales de este año.

En la denuncia, revelada el domingo en la prensa local, el presidente de la Asociación de Usuarios del Transporte Urbano y Extraurbano (Aute), Edgar Guerra, aseguró que los pandilleros les exigen hasta 100.000 quetzales (12.700 dólares) que deben pagar antes del próximo 15 de diciembre.

El monto, según Guerra, se lo exigen a cada empresa que presta el servicio de pasajeros en Guatemala.

Cada semana, sostuvo el empresario, se pagan entre 19,15 y 51 dólares por cada uno de los autobuses que prestan el servicio.

En Guatemala existen 2.500 autobuses urbanos y 13.000 extraurbanos, que en su mayoría paga la extorsión.

Sin embargo, el mandatario dijo que hasta hoy, su ministro de Gobernación (Interior), Mauricio López, no ha recibido ninguna denuncia formal ni oficial sobre el "bono navideño" que demandan las denominadas "maras".

Anunció que, independientemente de esa denuncia, las fuerzas de seguridad seguirán combatiendo la extorsión y la criminalidad en Guatemala.