La firma calificadora de riesgos Moody's Investors Service rebajó hoy los bonos de largo plazo del Gobierno de El Salvador, de Ba2 a Ba3, con perspectiva estable.

Moody's dijo en un comunicado que basó su calificación en "una perspectiva de crecimiento débil" de la economía de El Salvador "y sus implicaciones para las ratios de deuda que, en la actualidad, son relativamente altos y han estado en una tendencia al alza".

Los bonos de corto plazo no son afectados por la rebaja en la calificación, apuntó.

El Parlamento salvadoreño aprobó el 18 de octubre pasado la emisión de bonos por 800 millones de dólares, que servirán para saldar una deuda contraída durante la gestión del presidente Francisco Flores (1999-2004).

Según analistas, esta emisión de bonos sólo supondrá un alivio momentáneo ante la crisis económica que vive El Salvador.

Moody's señaló que "el PIB (producto interior bruto) real ha crecido sólo un 1,9 % de media en la última década" y que sus proyecciones de crecimiento están "en línea con las proyecciones oficiales", de "1,3 % para 2012 y del 2,3 % para 2013".

La firma calificadora también apuntó que el déficit fiscal fue del 3,9 % del PIB el año pasado, con lo que el Gobierno salvadoreño incumplió la meta del 3,5 % contemplada en el acuerdo stand-by o de contingencia que mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Antes de conocerse el reporte de Moody's, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, declaró hoy a los periodistas que el país necesita más inversión privada para acelerar su crecimiento económico y que su Gobierno cumple con una alta inversión pública.

Funes reiteró que la meta de crecimiento del PIB para este año es de entre 1,3 % y 1,5 %.

"No vamos a crecer a tasas mayores si no se incrementa el nivel de inversión privada, no es un problema de la inversión pública", afirmó.

Precisó que "hasta septiembre (pasado) el Gobierno ha ejecutado 529 millones de dólares, el 64 % de la inversión programada", y que la meta es una inversión pública de entre 725 y 740 millones de dólares en 2012.