Los médicos del sector público de Honduras, en huelga desde hace 15 días, protestarán mañana en algunas de las principales ciudades del país, en demanda del pago de salarios atrasados y la falta de medicamentos en los hospitales estatales, informó hoy una fuente médica.

El presidente del Colegio Médicos de Honduras (CMH), Elmer Mayes, dijo a periodistas que la protesta es para "presionar" al Gobierno por el pago de salarios atrasados, algunos desde 2011, a unos 800 galenos.

Las autoridades sanitarias aseguran que ya hicieron efectivo el pago de los salarios atrasados a los médicos y que no entienden porque continúan en huelga.

Los galenos protestarán en las principales calles de Tegucigalpa y harán "plantones" en otras ciudades del país para "concienciar a los hondureños que esta lucha es por ellos, porque queremos brindarles la atención que se merecen", agregó Mayes.

A 15 días de la huelga, los médicos aún no encuentran solución a su pliego de reclamos, señaló Mayes, quien lamentó la "indiferencia" de las autoridades de Salud para solventar este problema.

Los galenos reclaman al Gobierno la falta de materiales médicos como jeringas, guantes y exigen un abastecimiento de medicamentos en los 28 hospitales estatales y 256 centros de salud del país.

Mayes comentó que debido a la huelga se han dejado de atender más de 17.000 consultas, lo que las autoridades de Salud rechazan y aseguran que las atenciones médicas no se han detenido.

La ministra hondureña de Salud, Roxana Araujo, dijo este lunes a periodistas que la huelga de los médicos es un "asunto gremial y político".

"No queremos que esto se politice porque estamos perjudicando a una población de escasos recursos", comentó Araujo.

Agregó que la crisis en los hospitales y centros de salud públicos del país "no se va a resolver con una huelga, porque es una situación que ha venido decayendo en las últimas dos décadas".

Araujo indicó que tres médicos, que no identificó, son los que están "obstaculizando" el diálogo para solucionar el conflicto en el sistema sanitario y, además, señaló que los dirigentes del Colegio Médico carecen de "voluntad" para solventar la crisis.