El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció hoy que se reunirá en sesión extraordinaria este miércoles para analizar la propuesta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para su propia reforma.

Los representantes de los 35 Estados de la OEA se reunirán para "recibir, considerar y discutir la respuesta de la CIDH a las recomendaciones" para su reforma, según el orden del día de la reunión.

La CIDH se pronunció el 24 de octubre sobre dichas recomendaciones, aprobadas en enero por los 35 países miembros de la OEA y que pretenden reformar la labor de ese organismo autónomo, que vela por la protección de los derechos humanos en el continente.

En su propuesta, la CIDH se mostró flexible en asuntos como la concesión de medidas cautelares para la protección de individuos y colectivos, pero firme en cuanto a la elaboración del Capítulo IV de su informe anual, llamado "lista negra" del continente en derechos humanos por señalar a aquellos países que no cumplen en esa materia.

El organismo se negó a ampliar ese capítulo para que abarque a todos los Estados miembros de la OEA en lugar de hacer una selección, como pedía una de las recomendaciones.

Venezuela, Ecuador y Nicaragua rechazaron esa postura el pasado miércoles en una audiencia sobre el mismo tema dentro del 146 periodo de sesiones que celebra actualmente la CIDH, y se espera que repitan sus críticas durante la sesión de esta semana.

En esa misma audiencia, los representantes de EE.UU., Canadá, Perú, México, Colombia, Uruguay, Brasil, Chile, Guatemala y Panamá apoyaron en términos generales la propuesta de la CIDH y valoraron su esfuerzo de consulta a la sociedad civil.

Pese a que las recomendaciones aprobadas en enero no eran vinculantes y su aplicación dependía de la voluntad de la CIDH, los ministros de Exteriores reunidos en junio en la Asamblea General de la OEA en Cochabamba (Bolivia) decidieron que la entidad sometiera sus decisiones al escrutinio del Consejo Permanente.

Ese órgano deberá entonces formular propuestas para lograr la "implementación efectiva" de las recomendaciones, que deberán ser aprobadas en una Asamblea General extraordinaria prevista para el primer trimestre de 2013, según lo acordado en Cochabamba.

Los embajadores ante la OEA se reunirán también el jueves en sesión extraordinaria para tratar sobre los "objetivos, logros y futuro" de esa organización hemisférica.