Catorce rinocerontes en dos provincias sudafricanas fueron despojados ilegalmente de sus cuernos la última semana. Tres de ellos murieron, informó la policía.

Al menos 458 de los rinocerontes del país, una especie en peligro de extinción, han sido cazados de manera ilegal y asesinados este año.

El capitán Paul Ramaloko dijo el domingo por la noche que 11 de los rinocerontes fueron hallados en el pabellón de caza Hartzhoogte, en la provincia North West, donde dos habían muerto. Ramaloko dijo que un conductor que llevaba turistas de cacería en Eastern Cape halló tres rinocerontes a los que les habían quitado sus cuernos, incluido uno muerto. Los rinocerontes vivos recibieron tratamiento y la policía abrió una investigación al respecto, agregó.

Sudáfrica es hogar de unos 20.000 rinocerontes. La creciente demanda en Asia de cuerno de rinoceronte es la posible causa del aumento en la caza furtiva.