El presidente Evo Morales suspendió el lunes la aprobación legislativa de un polémico proyecto para la confiscación expedita de bienes a narcotraficantes y contrabandistas ante la fuerte oposición de algunos gremios.

El mandatario dijo en rueda de prensa que consultará al Tribunal Constitucional si "el proyecto de ley de extinción de dominio de bienes a favor del Estado" viola derechos constitucionales como aseguran choferes del transporte público y organizaciones de pequeños comerciantes que la semana pasada realizaron protestas en varias ciudades.

La iniciativa establece procedimientos sumarios para la expropiación de bienes a sospechosos narcotraficantes y contrabandistas.

"Buscamos afectar al crimen organizado; lamentablemente el narcotráfico y el contrabando corrompen a la justicia", dijo Morales. La legislación actual otorga potestad al juez para ordenar la expropiación de bienes o su devolución. Con el nuevo proyecto un funcionario podrá decidir la confiscación.

Los choferes temen que sus vehículos puedan ser incautados sin derecho a reclamo si algún pasajero es sorprendido transportando drogas o realizando contrabando ya que ellos no tienen autoridad para requisar equipajes.