El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, indicó hoy que el eventual ingreso de su país al programa Petrocaribe sería en carácter de "observador" y no descartó dejar encaminado el proceso para que lo termine el próximo Gobierno.

Funes explicó a los periodistas que su Gobierno por ahora sólo está explorando el posible ingreso a Petrocaribe en función de los beneficios para el país y puntualizó que, si lo hace, será "sin ninguna atadura de tipo ideológico".

Además, reiteró que tampoco significaría la integración de El Salvador en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), iniciativa del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al igual que Petrocaribe, que ofrece combustibles a los países centroamericanos y del Caribe en condiciones favorables de pago.

"La decisión es de entrar (a Petrocaribe) como observador, siempre y cuando esto nos traiga beneficios tangibles", subrayó el gobernante salvadoreño.

Explicó que le encomendó al ministro de Economía, Armando Flores, "que explorara los beneficios de entrar a Petrocaribe, como algunos otros países de la región", que "sin estar en ALBA forman parte como observadores de Petrocaribe".

Sin embargo, "no hay noticias todavía" de esas gestiones; "hasta ahora no tenemos confirmada ninguna reunión (con autoridades venezolanas) que permita concretar esta participación", añadió.

Funes advirtió que "no está garantizado que el solo ingreso a Petrocaribe le va a traer beneficios al país".

"Si ingresar a Petrocaribe le trae beneficios al país, entonces ingresamos a Petrocaribe, o al menos iniciamos el proceso de ingreso y que sea el próximo presidente el que lo complete, de acuerdo a su programa de Gobierno y a su visión que tenga del problema del suministro de petróleo en nuestro país", adelantó.

El próximo Gobierno salvadoreño asumirá en 2014 para otro mandato de cinco años.

"Ingresaríamos a Petrocaribe nada más si a través de ese ingreso a Petrocaribe, sin tener ningún condicionamiento de tipo ideológico, ninguna atadura de tipo ideológico, podemos lograr precios más beneficiosos para nuestro país", enfatizó Funes.

"Quizás no precios más bajos, pero sí el pago de ese combustible bajo condiciones mucho más favorables que las que estamos pagando en estos momentos", apuntó.

Petrocaribe asocia a Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam y Venezuela.

Desde 2006, una veintena de alcaldías salvadoreñas dirigidas por el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) integran ALBA Petróleos, empresa constituida mediante un acuerdo con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y que importa combustibles y lubricantes venezolanos que son distribuidos en decenas de estaciones propias o que sólo usan su marca.