La Guardia Nacional de Venezuela incautó un cargamento de 1,5 toneladas (1,4 toneladas métricas) de cocaína que había sido colocada en un compartimiento oculto de un camión de carga.

El ministro de Justicia, Néstor Reverol, anunció el domingo el hallazgo por la televisión, indicando que el camión había sido detenido en un puesto de control en el estado Lara, en el oeste de Venezuela. Señaló que la cocaína procedía de la vecina Colombia y que el conductor venezolano había sido arrestado.

Las autoridades mostraron por televisión una parte cortada del camión, la cual revelaba un compartimiento detrás de la cabina donde había sido escondida la droga.

Venezuela ha sido en años recientes una importante ruta del tráfico de cocaína. Las autoridades colombianas y estadounidenses han afirmado que la mayor parte de la cocaína que se trafica vía aérea es enviada hacia el norte en vuelos que se originan en el país.

Con la incautación, "Venezuela sigue ratificando su compromiso en la lucha internacional contra el trafico ilícito de drogas", sostuvo Reverol.