Tres inmigrantes indocumentados han muerto en el naufragio este sábado, a unas 35 millas de la costa de Libia, de una barcaza que se dirigía hacia Italia, en el que otros 70 ocupantes de la embarcación han conseguido ser rescatados por agentes de la Guardia Costera italiana.

Los agentes han trabajado durante toda la madrugada de hoy en busca de supervivientes, después de recibir el aviso este sábado de que había una barca a unas 140 millas de la isla italiana de Lampedusa a punto de naufragar, tras lo que salieron al rescate con dos lanchas y una embarcación de la marina.

Según informan hoy los medios de comunicación italianos, la Capitanía de Puerto de Palermo, la capital de Sicilia, recibió ayer un aviso de emergencia a través de un teléfono vía satélite, tras lo que la Guardia Costera italiana informó a las autoridades de Malta y de Libia.

Tras ser localizada la embarcación por un avión maltés, dos lanchas de la Guardia Costera italiana que zarparon desde Lampedusa, así como una embarcación de la marina, consiguieron llegar hasta la barcaza, donde consiguieron rescatar a 62 hombres y 8 mujeres (una de ellas embarazada).

Cuando llegaron, los agentes italianos vieron en el mar a un numeroso grupo de indocumentados, en su mayoría con síntomas de hipotermia, intentando mantenerse a flote agarrándose a la barcaza, que estaba a punto de hundirse.