El vicepresidente de Sudán, Al Hach Yusef Adam, aseguró hoy en Jartum que su Gobierno continúa apoyando al movimiento de resistencia islámica Hamás y a la causa palestina, y añadió que no teme los ataques de Israel por ello.

En un discurso ante el Parlamento del estado de Jartum, Adam destacó que Sudán es capaz de ofrecer un modelo de unidad de su población en defensa de su territorio ante cualquier ataque.

Sudán acusó a Israel de bombardear con cuatro aviones una fábrica de industrias militares en Yarmuk, al sur de Jartum, el 24 de octubre pasado, y amenazó con tomar represalias en el "momento y lugar adecuados".

Israel por su parte acusa a Sudán de suministrar a la Franja de Gaza, controlada por Hamás, armas desde el este del país a través del desierto del Sinaí, en Egipto.

Los asaltos de Israel no harán nada sino "aumentar su fuerza e insistencia" para seguir con los planes y programas dirigidos a proteger y desarrollar el territorio nacional, explicó el responsable sudanés.

Asimismo, "los jóvenes sudaneses no escatiman ningún tipo de esfuerzo para que la fábrica de industrias militares de Yarmuk y bombardeada por las fuerzas israelíes la semana pasada, vuelva a producir", agregó el líder sudanés.