Kimmi Raikkonen, al volante de un Lotus, ganó el domingo el Gran Premio de Abu Dhabi, en su primera victoria después de volver este año a la Fórmula Uno.

La carrera, que estuvo plagada de incidentes, deja en una incógnita el campeonato mundial de pilotos cuando faltan dos carreras.

El campeón del 2007 superó a Mark Webber, de Red Bull, al comienzo de la carrera para avanzar al segundo puesto, y en la vuelta número 20 pasó al frente cuando la McLaren de Lewis Hamilton tuvo un problema eléctrico insalvable.

Raikkonen contuvo el embate de Fernando Alonso, de Ferrari, que llegó segundo.

El dos veces campeón mundial Sebastian Vettel, que fue ascendiendo posiciones para pasar del último puesto al tercer lugar, vio reducida su ventaja en el campeonato de pilotos sobre Alonso a 10 puntos.

Vettel encabeza el campeonato con 255 puntos seguido por Alonso con 245. Tercero está Raikkonen con 198.