Organizaciones populares dominicanas ratificaron hoy la celebración el martes de una jornada de protesta en contra del proyecto del reforma fiscal aprobado el pasado viernes por los senadores y que será conocido ahora por los diputados.

Uno de los portavoces de la jornada, Ramón Pérez Figuereo, presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), anunció que han recibido el apoyo de las principales organizaciones populares de provincias del norte, donde desde ayer se realizan actividades en rechazo de la reforma fiscal.

Los organizadores de la jornada preven realizar una marcha hacia la sede del Congreso Nacional (bicameral) coincidiendo con el debate ese día por parte de los diputados del proyecto de reforma fiscal, aprobado el viernes por la Cámara del Senado, controlada por el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

El principal partido de oposición del país, el Revolucionario Dominicano (PRD), anunció hoy su respaldo a la actividad del martes, convocada por el Movimiento Justicia Fiscal y el Foro Social Alternativo, al tiempo que reiteró su rechazo a la reforma.

El secretario general del PRD, Orlando Jorge Mera, dijo en un comunicado que la reforma fiscal "aumenta el costo de la vida y el desempleo e impacta directamente en la clase media y en los más pobres del país".

Asimismo, confirmó que la organización dio instrucciones a sus diputados para que voten en contra del proyecto el martes.

Por su lado, la Policía anunció el acuartelamiento de los agentes como forma de prevención.

El Senado dominicano aprobó el viernes en dos lecturas consecutivas y con modificaciones el proyecto de reforma fiscal, sometido por el Ejecutivo de Danilo Medina para paliar el actual déficit.

Con el proyecto inicial, el Gobierno pretendía obtener unos 53.000 millones de pesos (1.358 millones de dólares) en los próximos tres años, pero la iniciativa entregada finalmente al Senado fue modificada y reduce el monto a 1.179 millones de dólares.

La propuesta mantiene exento del pago del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industriales (ITBIS) a productos básicos de la canasta familiar como el arroz, las habichuelas, las carnes o la leche, pero grava otros como el café, el azúcar o los aceites con tasas que oscilan entre el 8 y el 16 % en vez de entre el 10 y 16 % como se contempló en principio.

Asimismo, dispone un aumento en los próximos tres años al Impuesto Selectivo al Consumo de cigarrillos y manufacturas y grava las compras por internet a partir de los 200 dólares, entre otras disposiciones.

El Senado consideró que el recién aprobado proyecto fiscal "garantizará" que el Estado dominicano "tenga la solvencia requerida para dar respuesta a las necesidades básicas de todos los ciudadanos y ciudadanas, y a los compromisos existentes".

El déficit fiscal a septiembre pasado ascendía a 148.564 millones de pesos (unos 3.809 millones de dólares), lo que representa el 6,5 % del producto interno bruto (PIB), según datos del Ministerio de Economía.