El presidente Barack Obama y Bill Clinton hicieron campaña juntos en el estado clave de Virginia con un mensaje muy claro: que el "poder" está en los votantes y lo que ocurra el próximo martes en las elecciones depende únicamente de ellos.

Unas 24.000 personas disfrutaron de la música de Dave Matthews en un anfiteatro de Bristow, en el norte de Virginia, y soportaron un intenso frío hasta casi la medianoche del sábado para ver a Obama y al expresidente Clinton juntos.

"Estoy muy emocionada", dijo a Efe Laurene Lann mientras saltaba y aplaudía al ver llegar el helicóptero de Obama al anfiteatro.

Obama, que aspira a la reelección, trabaja "para todo el mundo, no importa de dónde vengas, quién seas o qué hagas", sostuvo repitiendo una de las ideas más empleadas por el presidente en cada mitin.

Enseguida apareció Clinton (1993-2001) en el escenario y, con la voz ronca por la maratón de mítines de estos últimos días, comentó que está "más entusiasmado" ahora que cuando Obama ganó las elecciones en 2008 porque el mandatario "ha hecho un buen trabajo" con la economía.

"He puesto mi voz al servicio del presidente", bromeó Clinton, quien recordó que Obama ha logrado que la economía vuelva a crear empleos tras la grave crisis de 2008 y rescató a la industria del motor.

También criticó al aspirante presidencial republicano, Mitt Romney, de quien afirmó que podría encontrar trabajo como "contorsionista del Circo del Sol" cuando la campaña haya terminado, en alusión a sus cambios de postura sobre varios temas a lo largo de la contienda.

Clinton, más popular ahora que cuando presentó su primera candidatura a la presidencia hace 20 años, ha participado en decenas de actos de apoyo a Obama durante toda la campaña, pero se ha involucrado mucho más en esta recta final y espera ser un apoyo decisivo para su reelección.

Llegó luego el turno de Obama, para quien ésta fue su última visita de campaña a Virginia, un estado de tradición republicana en el que ganó en 2008.

Comenzó su cuarto mitin del día -antes estuvo en Ohio, Wisconsin y Iowa- apelando al "espíritu de unidad" de los estadounidenses en situaciones difíciles como las que todavía se están viviendo en muchos puntos del país a raíz del paso del ciclón "Sandy".

Enumeró también éxitos de su mandato como el fin de la guerra en Irak y la muerte de Osama Bin Laden y, como en cada mitin, generó una ovación.

En respuesta al "cambio real" que promete Romney en esta recta final de la campaña, Obama subrayó que el "verdadero cambio" consiste en que "se escuchen las voces de todos".

"A medida que la campaña avanza nos volvemos menos relevantes. Yo soy una especie de apoyo (...). El poder no está en nosotros, sino en vosotros", destacó ante una multitud eufórica.

"Así es como la democracia se supone que es. Depende de vosotros. Vosotros tenéis el poder", enfatizó Obama.

Jennifer Rodríguez, una de las asistentes al multitudinario mitin en el anfiteatro de Bristow, admitió a Efe que la carrera por la Casa Blanca está muy reñida, pero mostró confianza en que Obama ganará las elecciones.

"Creo en lo que (Obama) ha hecho por este país", indicó al apuntar que por eso votará de nuevo por el demócrata.

Mientras, Sheryl Jacobs, que ha coordinado a grupos de voluntarios demócratas en Virginia, dijo a Efe que ante todo Obama "es un hombre honesto" y votar por él es hacerlo "por el futuro".

A solo dos días de las elecciones Obama visitará este domingo las localidades de Concord (Nuevo Hampshire), donde estará acompañado de nuevo por Bill Clinton, Fort Lauderdale (Florida), Cincinnati (Ohio) y Aurora (Colorado).

Su rival republicano hará lo propio en Des Moines (Iowa), Cleveland (Ohio), Morrisville (Pensilvania) y Newport News (Virginia).