El primer ministro de Italia, Mario Monti, viajó hoy por sorpresa a Afganistán, donde visitó a los militares italianos desplegados en la base de Herat y después se trasladó a Kabul para entrevistarse con el presidente afgano, Hamid Karzai.

Según informaron a Efe fuentes gubernamentales italianas, el primer ministro tecnócrata llegó a Herat (oeste de Afganistán) para después dirigirse a la capital afgana, donde en torno a las 08.30 horas GMT mantenía un encuentro bilateral con Karzai.

Esta visita, que se enmarca en la celebración este domingo del Día de las Fuerzas Armadas en Italia, se ha mantenido en secreto por motivos de seguridad y sirve para ratificar el apoyo del jefe del Ejecutivo a los cerca de 4.000 militares italianos presentes en el país asiático.

El viaje de Monti a Afganistán se produce días después de que el pasado 25 de octubre muriera el último de los 52 soldados italianos fallecidos en el país durante la misión internacional, como consecuencia de un enfrentamiento armado con insurgentes en la provincia occidental de Farah, en el que resultaron heridos otros tres militares de Italia.

El encuentro bilateral de Monti con Karzai es el segundo que ambos mantienen, tras el que el pasado 26 de enero los dos mandatarios firmaron en Roma un acuerdo de asociación y cooperación entre Italia y Afganistán.

Tras la breve visita a Afganistán, Monti tiene previsto viajar a Vientiane, la capital de Laos, para participar en la cumbre Asia-Europa (ASEM) que empieza mañana.