Alrededor de 500 piezas arqueológicas y restos humanos del santuario de Machu Picchu, devueltos por la universidad de Yale hace un año, fueron visitadas por 70.000 turistas en el museo que los acoge en la ciudad peruana del Cuzco, informaron hoy fuentes de ese establecimiento.

Las piezas de cerámica y restos óseos llegaron en dos cargamentos desde Estados Unidos, a inicios y finales del 2011, debido al acuerdo al que llegó el Estado peruano con la universidad de Yale para recuperar los objetos llevados por el explorador Hiram Bingham en 1912.

La administradora del museo abierto en la Casa Concha, Trinidad Aguilar, dijo a la agencia estatal Andina que "los cusqueños han sido los más interesados y entusiastas en conocer los objetos", pero también han llegado a la exhibición el cantante británico Mick Jagger y el escritor Mario Vargas Llosa, entre las figuras más conocidas.

"La visita a (el centro arqueológico de) Machu Picchu suele ser breve, en el museo pueden complementarla con la maqueta interactiva y demás implementos museográficos para que conozcan bien de qué se trató realmente", indicó Aguilar.

En este museo, ubicado en el centro de la ciudad del Cuzco, se exhiben restos humanos de al menos 177 personas y cerámicas que estuvieron durante un siglo en poder de Yale, después de que Bingham las llevase en préstamo para investigaciones tras el hallazgo del santuario arqueológico en 1911.

Un último lote de piezas será devuelto por Yale en diciembre próximo, según adelantó recientemente la directora general de Fiscalización y Control del Ministerio de Cultura, Blanca Alva Guerrero.

Los fragmentos de cerámica serán entregados en Cuzco y luego la universidad de Yale brindará asesoría a la Universidad San Antonio Abad del Cuzco, a cargo del museo, para el mejor mantenimiento de las piezas.