Las autoridades de la comunidad judía argentina presentaron ante la Justicia un pedido para que el Ejecutivo informe "a la mayor brevedad" sobre los contactos con el Gobierno iraní en relación al atentado perpetrado contra la AMIA en 1994, informaron hoy medios locales.

La asociación mutual AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) pidieron a la Justicia que solicite a la Cancillería un informe sobre las conversaciones mantenidas con representantes del Gobierno iraní "aún con carácter reservado si ello fuera estrictamente necesario".

"Tenemos el derecho como querellantes y en algunos casos como familiares de víctimas de saber lo que está negociando el Gobierno con Irán. No se puede manejar esto con un nivel de hermetismo a quienes somos parte interesada", explicó el abogado y apoderado de las dos entidades judías, Miguel Bronfman, al diario La Nación.

En cumplimiento de un acuerdo alcanzado entre ambos países, una delegación argentina encabezada por el canciller, Héctor Timerman, se reunió con una representación iraní en Ginebra para avanzar en la causa que investiga el atentado contra la sede de la AMIA en Buenos Aires, en el que murieron de 85 personas en 1994.

Timerman dijo el pasado miércoles que los resultados de esos encuentros "fueron positivos" y adelantó que en noviembre se mantendrán las negociaciones aunque evitó entrar en detalles.

"Los resultados de las tres reuniones de trabajo realizadas entre Argentina e Irán en Ginebra fueron positivos para alcanzar los objetivos planteados entre los dos países el 27 de septiembre en Nueva York", apuntó el canciller.

La Justicia argentina emitió en 2006 una orden de captura internacional contra el entonces ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi; el exministro iraní de Información Alí Fallahijan, el exasesor gubernamental Mohsen Rezai, el exagregado de la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani, el exfuncionario diplomático Ahmad Reza Ashgari y el libanés Imad Fayez Mughniyah.

También son requeridos por la Justicia argentina el viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Africanos de Irán, Hadi Soleimanpour; el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el exministro iraní de Relaciones Exteriores Alí Akbar Velayati.