El ministro británico de Trabajo y Pensiones, Iain Duncan Smith, ha insinuado hoy que el Reino Unido podría prosperar eventualmente si no fuera miembro de la Unión Europea, dada la fortaleza de sus relaciones comerciales con otros países a nivel global.

En una entrevista concedida hoy a la cadena pública británica BBC, el titular de Trabajo ha recordado que el Reino Unido cuenta con un "largo historial comercial" que se remonta a antes de que el país pasara a formar parte de la Comunidad Económica Europea.

Sus declaraciones se producen después de que algunos medios británicos informaran de que un ministro del Gabinete de David Cameron llegó a plantearse la dimisión la pasada semana para unirse a los diputados euroescépticos que el pasado 31 de octubre se rebelaron contra el Primer Ministro en una votación parlamentaria sobre el presupuesto europeo.

El jefe del Ejecutivo conservador es partidario de que el presupuesto de la UE para 2014-2020 quede congelado en términos reales (lo que equivaldría a un aumento al ritmo de la inflación), mientras que esos parlamentarios "tories" rebeldes, y otros laboristas, se muestran a favor de que se reduzca, debido a las medidas de austeridad aplicadas en los países europeos.

En su entrevista con la BBC, Duncan Smith ofreció hoy su apoyo a la postura del "premier" británico, David Cameron, en el siempre polémico asunto de Europa, en un momento en que los líderes europeos debatirán los fondos de la UE los próximos 22 y 23 de noviembre.

El titular de Trabajo indicó hoy que no está de acuerdo con los diputados "rebeldes" que se oponen a una congelación en los fondos de la Unión Europea, como quiere Cameron.

Duncan Smith observó que el Primer Ministro "es el primer hombre que ha bloqueado un tratado europeo" y recordó que Cameron ha advertido que "vetará cualquier acuerdo (sobre el presupuesto de la UE) que no pueda trasladar al Parlamento británico" y que no favorezca los intereses nacionales.

"Estas son palabras contundentes comparadas con las del anterior Gobierno e incluso con las de gobiernos previos", dijo el ministro.

Preguntado sobre si el Reino Unido podría sobrevivir fuera de la UE, respondió: "Soy un optimista cuando se trata del Reino Unido. Hemos estado involucrados en actividades comerciales con nuestros socios europeos, algo que siempre seguiremos haciendo sin importar cuál sea la relación", respondió.

"Somos miembros de la Unión Europea. Eso nos da beneficios. Pero tenemos que ver a dónde nos lleva. En el mundo, ya somos un comerciante global, más que cualquier otro países en Europa", recordó.

El ministro agregó en esta línea que su país invierte en EEUU "más que cualquier otro país del mundo" y que llevan "comerciando a nivel global toda la vida".