El Comité Central del Partido Comunista chino (PCCh) aprobó hoy "formalmente" la expulsión del ex dirigente Bo Xilai del Partido Comunista (PCCh), una semana después de que la Fiscalía iniciara una investigación penal en su contra.

La decisión del Comité Central, que termina hoy el plenario de tres días previo al XVIII Congreso del 8 de noviembre, "oficializa" la expulsión de Bo Xilai del PCCh, que fue ya anunciada por el Politburó (órgano de 25 miembros) el 28 de septiembre, cuando también se anunció la fecha del cónclave.

La Fiscalía suprema china anunció el pasado fin de semana que iniciaba una investigación penal contra el ex dirigente, aunque aún se desconoce la fecha del juicio y los cargos que se le imputan.

No obstante, el Partido le acusó -cuando el Politburó le expulsó de la formación- de corrupción, de abuso de poder y de mantener "relaciones inapropiadas con numerosas mujeres", además de otros delitos.

Bo Xilai, ex secretario general del PCCh en la metrópoli de Chongqing (centro), es el protagonista del mayor escándalo de la política china en décadas, después de que, el pasado febrero, su ex jefe de Policía, Wang Lijun, intentara refugiarse en el Consulado de EEUU de la vecina ciudad de Chengdu.

Allí, Wang denunció la mala praxis de su jefe en Chongqing y vinculó a su mujer, Gu Kailai, con el homicidio del británico Neil Heywood hace un año en la misma ciudad china.

Gu fue condenada en agosto a la pena de muerte suspendida (cadena perpetua en la práctica) y Wang sentenciado a quince años de cárcel un mes después, mientras todavía se desconoce con certeza el futuro de Bo.

También según lo previsto, el Comité Central del PCCh (cuya nueva composición se anunciará en la clausura del Congreso, posiblemente el 14 de noviembre) ratificó hoy la expulsión de la formación del ex ministro de Ferrocarriles, Liu Zhijun.

Liu cayó en desgracia en 2011, al iniciarse una investigación contra él por posible malversación y sobornos en la multimillonaria construcción de la red de alta velocidad china.

El plenario del Comité Central se celebró los últimos tres días a puerta cerrada en el hotel Jingxi, en el oeste de Pekín, y en él participaron unos 370 miembros titulares y suplentes del órgano rector del Partido, entre ellos los principales líderes chinos, muchos de ellos a punto de dejar sus puestos clave en el PCCh.

Hu Jintao, secretario general del Partido y presidente de China, preside su última reunión del Comité Central, dado que en pocos días, al término del cónclave, el político dejará su cargo y será presumiblemente sucedido por el vicepresidente, Xi Jinping, aunque Hu Jintao mantendrá la jefatura de Estado hasta marzo de 2013.

También hoy -y de forma menos prevista-, el Comité nombró a sus miembros Fan Changlong y Xu Qiliang vicepresidentes de la Comisión Central Militar, presidida también ahora por Hu Jintao.

El resto de las deliberaciones del plenario del Comité Central -considerado preámbulo del Congreso- no se conocerán hasta que se celebre el cónclave, pero también se sabe que en la agenda destaca la deliberación de reformas a la Constitución del PCCh, el corpus ideológico de la formación fundada en 1921 y en el poder desde 1949.