La ceremonia para elegir al 118º papa copto comenzó hoy en la catedral cairota de Abasiya, en medio de estrictas medidas de seguridad y con la presencia de los tres candidatos finalistas.

Según pudo constatar Efe, obispos de las distintas partes de Egipto han acudido al templo, donde solo pueden entrar las personas con una invitación especial.

Durante la homilía, el papa interino, el obispo Bajomios, pronunció un sermón en el que explicó que "el patriarca es un padre que trabaja primero para la salvación de cada espíritu de la Iglesia, que es una institución espiritual".

"Hoy terminamos el proceso de elección (del papa) y rezamos para que Dios elija a quien guíe el camino de la Iglesia", agregó.

Se espera que la homilía dure entre dos y tres horas y que después sea un niño con los ojos vendados quien escoja una de las tres papeletas con los nombres de los finalistas, en la creencia de que su mano sea guiada por la Provincia Divina.

Durante esta semana, decenas de familias han registrado a sus hijos, que deben tener entre 5 y 8 años, con la esperanza de que sus vástagos sean seleccionados para la histórica ocasión.

Esta mañana, han llegado a la catedral doce niños escogidos al azar de los que solo uno será elegido durante el acto de hoy por el obispo Bajomios.

Las papeletas con los nombres de los candidatos finalistas para presidir el patriarcado están ya depositados en una urna de cristal en el altar.

Los tres aspirantes son el obispo Rafael, exyudante del papa anterior, Shenuda III; el obispo Tauadros, de la provincia de Beheira, en el norte de Egipto, y asistente del padre Bajomios; y el padre Rafael Ava Mina, un monje de un convento situado en el desierto occidental, cerca de la ciudad costera de Alejandría.

"Nosotros dependemos de Dios y es él quien elegirá al papa", dijo a Efe Esam Ibrahim, uno de los voluntarios que vigilan la ceremonia.

"Solo Dios nos protege ya que durante doscientos años nos han matado y seguimos", señaló Ibrahim, miembro de los "boys scout" (exploradores) de la Iglesia.

En los exteriores de la catedral de Abasiya se han instalado carpas con pantallas gigantes para que los creyentes que no han podido entrar puedan seguir la ceremonia.

El papa anterior, Shenuda III, que ocupaba el cargo desde 1971, murió el pasado 17 de marzo con 88 años. Desde su fallecimiento, ha ejercido como papa interino el obispo Bajomios, cuya principal tarea ha sido coordinar la elección del futuro patriarca.