El gobierno del presidente Juan Manuel Santos presentará al Congreso un proyecto de ley que reglamente la inversión extranjera en el sector agrícola, en un intento de frenar otro proyecto legislativo que busca imponer restricciones a la propiedad extranjera de tierras, indicó el ministro de Agricultura en una entrevista publicada el domingo.

Para las autoridades, la iniciativa legislativa trabaría la llegada de inversión extranjera al agro y consideran que promueve la xenofobia.

En la entrevista que publica el diario El Tiempo, el ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo dijo que en 15 días presentará un proyecto de ley "que traza reglas claras para este tipo de inversión".

"Es más sano tener un buen registro y control de quién llega, qué compra y que proyecto desarrollan, que sacarlos (a los inversionistas extranjeros) a sombrerazos", añadió Restrepo.

Pero "obviamente, si vienen otros países a hacer compras masivas se les dirá que no". "Es un hecho el acaparamiento de tierra en Africa por (parte de) países como China. Pero acá no", aseguró.

El proyecto gubernamental sale al paso de otro que busca restringir la venta de tierras a extranjeros y que fue presentado en junio por el senador del Partido Conservador Hernán Andrade. La iniciativa contempla que en zonas rurales los extranjeros sólo podrán arrendar, poseer, explotar o ser propietarios de un área igual o menor a dos de las llamadas "unidades agrícolas familiares", cuya extensión varía según la productividad y región de los distintos municipios del país y que pueden ir de mínimo tres hectáreas en las zonas más fértiles del centro y noroeste colombiano, por ejemplo, a más de 2.000 hectáreas en regiones del sur.

El debate en el Congreso se da cuando negociadores del gobierno de Santos y de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) prevén comenzar el 15 de noviembre en Cuba a discutir el primero, de cinco puntos de una agenda ya acordada, y que trata precisamente sobre una política agraria integral para el país o el tema del uso y propiedad de las tierras, descrito tradicionalmente como una de las causas que dieron origen al surgimiento de las guerrillas en los años 60.

El ministro Restrepo manifestó su preocupación porque dijo que más alla del proyecto de Andrade "se está despertando en el Congreso y en otros círculos cierta xenofobia desafortunada, que ha recibido apoyo en iguales decibeles en el discurso de Iván Márquez (miembro de la jefatura de las FARC y uno de sus negociadores) según lo cual cualquier inversión extranjera en el agro es malsana. El gobierno no participa de esa opinión".

El titular de la cartera de Agricultura aseguró que de los 13.200 millones de dólares en inversión extranjera reportados en el país en el 2011, "sólo 152 millones fueron a la agricultura: un 1,5%. La inversión extranjera sana, que aporta capital, tecnología y empleo, en vez de ser vituperable, es deseable".

El ministro no indicó exactamente cuáles serían las reglamentaciones que presentará el gobierno ni cuántas hectáreas del país, con un total de 114 millones de hectáreas de extensión, están actualmente en manos de empresas y privados extranjeros. Restrepo, sin embargo, no descalificó reportes del diario en torno a que empresas como la filial del gigante brasileño Mónica Semillas y la italiana Poligrow, entre otras, ya disponen en conjunto de más 177.000 hectáreas.