La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino tras la expropiación del 51 % de las acciones a la española Repsol, firmó un acuerdo para la extensión de las áreas de explotación de la provincia de Santa Cruz (sur), una de las más importantes productoras de crudo del país.

"El acuerdo garantiza un mayor horizonte para la inversión y el sostenimiento de las fuentes de trabajo perdurables, el desarrollo de empresas locales y regionales de obras y servicios, así como también el aumento en los ingresos fiscales de la provincia", informó la compañía.

Además, "este acuerdo convierte a Santa Cruz en la primera provincia en formalizar la decisión del Gobierno nacional de devolver a las provincias su participación en YPF y contribuye con el objetivo estratégico de incrementar las reservas y la producción de hidrocarburos en la Argentina", agregó la petrolera en un comunicado.

La negociación establece un canon de prórroga durante 25 años superior a los 250 millones de dólares que se abonarán en cuotas, según informó hoy el diario La Nación.

El acuerdo, firmado por el presidente de YPF, Miguel Galuccio, y el gobernador de la provincia de Santa Cruz, Daniel Peralta, distanciado del Gobierno de Cristina Fernández, será presentado a la legislatura provincial para su aprobación el próximo martes.

La compañía está bajo control del Estado argentino desde que en mayo pasado el Parlamento aprobó la expropiación del 51 % de las acciones de la petrolera al grupo español Repsol, que mantiene una participación accionarial del 12 % en YPF.