Serena Williams cree que sólo es "cuestión de tiempo" el que vuelva a ser la número uno del escalafón mundial.

Williams dijo el sábado que su quinto título de Wimbledon fue el pináculo de su año. La estadounidense también ganó una medalla de oro olímpica, el Abierto de Estados Unidos y el Campeonato de la WTA que cerró la temporada.

"Prefiero tener Grand Slams y victorias" que el primer lugar del mundo, sostuvo Williams, tercer raqueta del mundo. "He sido la número uno del mundo antes y créanme, voy a serlo de nuevo. Sólo es cuestión de tiempo".

Williams, ganadora de 15 torneos del Grand Slam, terminó al frente de la clasificación mundial en 2002 y 2009.

Serena y su hermana Venus llegaron a Johannesburgo el sábado en su gira por dos naciones africanas. El viernes, Venus derrotó a Serena en un duelo de exhibición en Lagos, Nigeria.

Serena prometió que va "a darlo todo" cuando se enfrente de nuevo a su hermana en Johannesburgo, el dómingo.