La familia de un periodista que resultó con graves quemaduras al ser atacado con gasolina cuando transmitía por su radio, ha pedido ayuda a la población para pagar los gastos médicos, mientras sigue en el misterio los móviles del atentado ocurrido el lunes.

El ministro de Gobierno Carlos Romero descartó causas políticas e insinuó que contrabandistas podrían haber planeado el ataque. El yerno de la víctima declaró que "hay intereses políticos" de por medio.

"Cualquier colaboración nos ayudará, hemos abierto una cuenta bancaria para recibir ayuda", dijo el sábado Juana Ysacs, esposa de Fernando Vidal, periodista de 70 años de edad, atacado por cuatro sujetos quienes quemaron la Radio Popular en la pequeña ciudad de Yacuiba,740 kilómetros al sur de La Paz. Esperan recaudar 40.000 dólares que costará la curación del profesional, dijo Ysacs

Vidal se recupera de quemaduras en el 40% del cuerpo, en el rostro y brazos. La operadora radial Karen Anze también está internada con heridas menos severas.

Los cuatro sospechosos están presos y uno de ellos declaró a la policía que un tal "chaqueño Cuenca" les contrató por 300 dólares para quemar los equipos pero no para asesinar a Vidal. La policía busca al sospechoso.

Los atacantes irrumpieron en la radio cuando Vidal entrevistaba a dos personas que hacían una denuncia sobre contrabando y corrupción. Rociaron gasolina en los equipos y prendieron fuego que alcanzó al periodista y a la operadora de la emisora.