El escolta James Harden sigue brillando desde que llegó a los Rockets de Houston traspasado por los Thunder de Oklahama City y ya tiene en su poder la mejor marca de puntos de la liga al conseguir 45 ante los Hawks de Atlanta.

Junto a Harden el alero Carmelo Anthony protagonizó una noche especial y emotiva en el Madison Square Garden, escenario del primer evento deportivo que se ha disputado en Nueva York tras la destrucción generada por el paso devastador del huracán "Sandy".

Los Knicks bajo su inspiración encestadora arrollaron a los Heat de Miami, actuales campeones de liga, y también le ganó el duelo individual a su amigo y estrella LeBron James, mientras que el veterano base argentino Pablo Prigioni hizo su debut en la NBA con el equipo neoyorquino.

La frustración de las derrotas la vivieron las mayores dinastías de la NBA como son Los Ángeles Lakers y los Celtics de Boston, que en lo que va de la nueva temporada todavía no conocen la victoria.

La llegada de Harden a los Rockets comienza a convertirse en el gran fichaje y fenómeno de la recién iniciada temporada regular al ser de nuevo la figura que los guió al triunfo de visitantes por 102-109 ante los Hawks.

Harden, de 23 años, que el pasado sábado fue traspasado, siguió de titular y con su juego ofensivo imparable estableció la mejor marca profesional, al superar los 40 tantos que logró el pasado 18 de abril con su exequipo ante los Suns de Phoenix.

El ganador del premio de Sexto Hombre de la pasada temporada, por segundo partido seguido superó la barrera de los 30 puntos al anotar 14 de 19 tiros de campo, incluidos 2 de 4, y 15 de 17 desde la línea de personal, capturó siete rebotes y repartió dos asistencias.

Si Harden respondió en plan estrella, los otros dos fichajes importantes de los Rockets durante el verano, el del base de origen taiwanés Jeremy Lin y pívot turco Omer Asik también estuvieron brillantes en el juego individual y colectivo de los Rockets.

Lin logró un doble-doble de 21 puntos, 10 rebotes y siete asistencias para quedarse a las puertas de su primer triple-doble.

Mientras que Asik estableció su mejor marca como profesional al capturar 19 rebotes, aunque se fue sin anotación al fallar los siete tiros que hizo de campo.

Algunos jugadores de los Heat habían cuestionado que se tuviese que disputar el partido contra los Knicks mientras la ciudad se recupera de los efectos devastadores del paso del huracán "Sandy".

Pero en la cancha del legendario campo, los Knicks, encabezados por Anthony, se mostraron más motivados que nunca y completaron un gran partido inaugural que los dejó con la victoria aplastante de 104-84 ante los actuales campeones de liga.

Tampoco la baja por lesión del ala-pívot titular Amare Stoudemire afectó al juego de los Knicks que tuvieron en Anthony al líder perfecto al conseguir un doble-doble de 30 puntos y 10 rebotes, lo que le permitió también ganarle el duelo individual a su gran amigo, pero rival deportivo, el alero LeBron James.

A pesar de toda la destrucción y que todavía partes de la ciudad están sin electricidad, el Madison Square Garden registró un lleno con una asistencia de 19.033 espectadores, que se olvidaron de la destrucción de "Sandy" y disfrutaron del gran baloncesto de los Knicks y de su primera victoria de la nueva temporada.

Los Heat, que se vieron dominantes en su primer partido de temporada al vencer (120-107) el pasado martes a los Celtics de Boston, nunca estuvieron en el partido y James, recuperado de los calambres que sufrió en el encuentro anterior, volvió a ser el líder encestador del equipo al aportar 23 puntos, siete rebotes y cinco asistencias, pero no ganador.

Tampoco lo fueron los Lakers que perdieron 95-105 ante sus vecinos de Los Ángeles Clippers y cosecharon la tercera derrota consecutiva en un inicio de temporada algo que no les sucedía desde 1978, y la undécima, incluidos los ocho partidos de la pretemporada, desde que llegaron sus nuevas estrellas Steve Nash y Dwight Howard.

Nash no jugó por lesión y el base Chris Paul, al que querían los Lakers y se lo quitó el comisionado de la NBA, David Stern, se exhibió con los Clippers, que fueron mejor equipo en la cancha del Staples Center, a pesar que el escolta Kobe Bryant anotó 40 puntos y superó a Magic Johnson como nuevo líder de todos los tiempos del equipo en recuperaciones de balón (1.725).

Bryant, después de haber mandado "callar la boca" a los que critican el juego de los Lakers, admitió al concluir el partido que había llegado el momento de pulsar el botón de pánico para reaccionar.

Los mismos que los Celtics (0-2) que perdieron en su campo por 88-99 ante los Bucks de Milwaukee con el base Brandon Jennings como su figura al conseguir un doble-doble de 21 puntos y 13 asistencias.

En el apartado de las primeras victorias de la nueva temporada estuvieron nada menos que los Bobcats de Charlotte que ganaron 90-89 a los Pacers de Indiana y rompieron racha de 23 derrotas consecutivas, incluidos los últimos partidos de la pasada liga.

También los Hornets de Nueva Orleans, a pesar de la conmoción cerebral que sufrió el ala-pívot novato Anthony Davis, ganaron 88-86 a los Jazz de Utah.

En otros resultados de la jornada, Orlando ganó 102-89 a Denver, su primer triunfo sin Howard, Chicago 115-86 a Cleveland, Oklahoma City 106-92 a Portland, Minnesota 92-80 a Sacramento, Phoenix 92-89 a Detroit y Memphis 104-94 a Golden State.