Tres tanques sirios penetraron el sábado en la zona desmilitarizada de las Colinas del Golán e Israel formuló la denuncia a las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, dijo una portavoz militar.

La incursión podría ser la primera trasgresión en 40 años y suscita preocupaciones de que la guerra civil en Siria pueda desestabilizar una frontera durante mucho tiempo tranquila.

La respuesta israelí relativamente moderada de apelar ante la ONU sugiere que no consideró los tanques sirios como una amenaza inmediata.

Pero la incursión representa la más seria repercusión de la violencia siria en la frontera. Algunas balas de artillería han caído dentro de Israel en varias ocasiones y un sitio turístico fue cerrado momentáneamente cuando se divisó la presencia allí de sirios armados recientemente.

Los tres tanques entraron en la zona desmilitarizada el sábado e Israel presentó la denuncia a las fuerzas de la ONU, dijo una vocera militar con la condición del anonimato según el protocolo militar. No dijo qué estaban haciendo los tanques.

El cibersitio noticioso israelí Ynet dijo que los tanques y dos vehículos blindados de transporte de personal pasaron a unos pocos kilómetros (millas) de distancia de posiciones militares israelíes.

Israel capturó las colinas del Golán a Siria en la guerra de 1967. Posteriormente se anexó el estratégico territorio junto al norte de Israel en una medida que no ha sido reconocida internacionalmente. Antes de 1967, Siria usaba las colinas para cañonear pueblos y granjas israelíes.

La zona desmilitarizada, de unos 7 kilómetros (3,5 millas) en su parte más ancha y 200 metros (yardas) en la más estrecha, fue creada después de la guerra de 1973 en que Siria intentó recobrar las colinas.

Marco Carminjani, un funcionario del organismo de la ONU que supervisa la zona, dijo que no podía confirmar inmediatamente la entrada de los tanques. Pero agregó que, de ser cierto, constituiría una violación al acuerdo de separación de 1974 entre Siria e Israel. Agregó que sería la primera trasgresión en la zona desde el acuerdo.

No hubo declaraciones inmediatas por parte de Siria.

Israel y Siria han sido enemigos encarnizados durante décadas y han librado varias guerras, pero la frontera había estado mayormente tranquila durante años.