SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ex lanzador dominicano de Grandes Ligas, Pascual Perez, recibió un multitudinario y espontáneo homenaje póstumo de parte del pueblo dominicano, que se reunió en su funeral en un gran número, para darle el último adiós.

Una multitud que dio forma finalmente a una procesión, acompañó a los restos mortales del ex pitcher Perez y a sus familiares al cementerio de la localidad de San Gregorio de Nigua, en donde serán sepultados.

Con 55 años de edad, Pascual Perez falleció el pasado jueves a consecuencia de los múltiples golpes que recibió, la mayor parte de ellos en la cabeza, durante un asalto a su residencia en San Gregorio de Nigua.

Entre la multitud, iban niños, jóvenes y adultos, muchos de ellos pertenecientes a diversas ligas de beisbol de la región, y a las que el ex lanzador apoyaba de forma personal con donativos y recursos.

Hasta el momento, 35 personas han sido interrogadas como posibles sospechosos, y de ellas, 10 ya están detenidas para mayores investigaciones, informó Diego Pesqueira, vocero de la policía local.

Pascual Gross Perez debutó en Grandes Ligas en 1980 con Piratas de Pittsburgh. Tambien militó en las organizaciones de Bravos de Atlanta, Expos de Montreal y Yanquis de Nueva York, hasta que en 1992 fue suspendido por consumo de drogas.

En su natal Dominicana en 1984, ya como ligamayorista, Pascual Perez sufrió el arresto de la policía local, debido a una posesión de drogas que no pudo explicar, lo que le acarreó tambien una suspensión en el beisbol de la Gran Carpa.

Como beisbolista, Pascual Perez fue un ídolo para la afición local, cuando militó con Aguilas Cibaeñas y con Tigres del Licey, dos de los conjuntos más populares del beisbol quisqueyano.