El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, recogió una denuncia presentada por un periodista chileno sobre una supuesta operación de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) para desestabilizar su Gobierno y evitar su reelección.

En su habitual informe de los sábados, emitido hoy pero grabado el viernes, el mandatario ecuatoriano dijo que esa denuncia coincide con otra presentada hace algunos días por un exdiplomático inglés.

"Hay que estar muy atentos" a estas denuncias que apuntarían a evitar otro "suelazo (caída al suelo)" de "la oligarquía y el imperio (EE.UU.)" por la reciente reelección del presidente venezolano, Hugo Chávez, señaló Correa.

Recordó que hace una semana se conoció la denuncia del exembajador británico Craig Murray, quien advirtió que la CIA invertirá más de 80 millones de dólares para intentar que Correa no sea reelegido en los comicios de febrero próximo.

Según el mandatario ecuatoriano, ese dinero estaría destinado a "comprar periodistas, hacer escándalo, desestabilizar al Gobierno de Correa" e impedir su reelección.

No obstante, recordó que su eventual postulación se definirá en una Convención de su movimiento, Alianza País, el próximo sábado en Quito, aunque todo apunta a que será proclamado a la reelección.

Correa dijo que otra denuncia en el mismo tono apareció esta semana cuando el periodista chileno Patricio Mery Bell advirtió de un supuesto complot internacional para desestabilizar al Gobierno de Ecuador y recuperar la hegemonía de EE.UU. en la región.

Mery Bell, señaló el presidente ecuatoriano, ha sido detenido por la supuesta agresión a una mujer que, según Correa, sería "una trampa, porque había denunciado manejos ilegales, entre ellos de droga" por parte de la CIA y del Departamento Antinarcóticos (DEA), "para tratar de desestabilizar al Gobierno ecuatoriano".

"Ya mucha coincidencia, ¿verdad?", se preguntó el mandatario al comparar ambas denuncias.

Correa, además, mostró un video preparado por su equipo de comunicación en el que destacó un despacho del portal informativo Panorama News sobre "la curiosa detención" de Bell.

Además reprodujo parte del artículo: "Según esta fuente, la internación de cerca de 300 kilos mensuales de cocaína, es parte de una operación de alto nivel dirigida y monitoreada desde las estaciones de la CIA y la DEA de la embajada norteamericana para obtener fondos para financiar operaciones encubiertas que no son fiscalizadas o controladas por el Congreso de EE.UU.".

El objetivo, señala el reporte, es "desestabilizar al Gobierno del Ecuador, cuyo Presidente ordenó desalojar la base militar de Manta (cedida a EE.UU. entre 1999 y 2009)", además de iniciar "negociaciones con China para llenar ese vacío de poder".

"Esto alteraría la hegemonía que USA (EE.UU.) tiene en el hemisferio", agrega el texto.

Correa, tras presentar el video, recordó la trama "Irán-Contras" o "Irangate", en la que estuvo involucrado un exasesor de Defensa de EE.UU. Olivert North en la venta ilegal de armas a Irán y la financiación a la contrarrevolución sandinista en Nicaragua en la década de los años ochenta.

"Debemos estar muy atentos, compatriotas", concluyó Correa.