Maya Fernández Allende, nieta del derrocado presidente Salvador Allende, fue confirmada por el servicio electoral como nueva alcaldesa de la comuna capitalina de Ñuñoa al derrotar por sólo por 18 votos al actual edil en los recientes comicios municipales.

Al terminar el recuento efectuado por el servicio electoral el viernes, Maya Fernández, socialista, venció con 34.149 votos al alcalde Pedro Sabat, derechista, que aspiraba a la relección, que obtuvo 34.131 votos. Sabat, el domingo pasado, día de la elección municipal, reconoció su derrota pese a lo estrecho de la votación y llamó telefónicamente a Fernández para felicitarla.

Fernández es hija del diplomático cubano Luis Fernández Oña y de Beatriz "Tati" Allende, la segunda de las tres hijas de Allende, el mandatario socialista que fue derrocado en 1973 por un golpe militar encabezado por el general Augusto Pinochet.

Es la segunda integrante de la familia Allende en integrarse a la política chilena. Su tía Isabel Allende, la hija menor del mandatario, ha sido diputada y actualmente es senadora por el Partido Socialista.