El Boca Juniors rompió hoy una racha negativa de cinco jornadas sin victorias al derrotar al San Lorenzo por 3-1 en la Liga argentina de fútbol, resultado con el que se mantiene cerca de los puestos de vanguardia en la clasificación.

El juvenil Leandro Paredes (ms.4 y 34) y el veterano defensa Rolando Schiavi (m.66) marcaron los goles del equipo que dirige Julio Falcioni, mientras que el uruguayo Matías Mirabaje (m.7) anotó el del conjunto azulgrana.

Los boquenses se reencontraron en 'La Bombonera' con una victoria que les permite creer en lo afirmado por Falcioni durante la semana: que el equipo terminará el año "luchando por el título" de campeón pese al flojo rendimiento que tuvo en los dos últimos meses.

El San Lorenzo, en cambio, continúa hundido la zona del descenso sin haber logrado un triunfo desde que hace tres semanas asumió el entrenador Juan Antonio Pizzi, tras la destitución del técnico con el que evitó bajar a la segunda categoría en la temporada anterior, Ricardo Caruso Lombardi.

Los "santos", que han obtenido 12 puntos de 39 posibles en la Liga actual, evitaron el descenso en la temporada 2011-12 en dos partidos extra de la Promoción, fase que no volverá a disputarse ya que habrá tres equipos que perderán la categoría de manera directa.

El Unión, el equipo con mayores posibilidades de bajar a la Segunda División, no pudo ganar hasta hoy ninguno de los 13 partidos que disputó en la Liga, pero al menos este sábado empató con el Estudiantes de La Plata 2-2 en la ciudad de Santa Fe.

El conjunto estudiantil, que suma tres jornadas sin victorias, marcó por intermedio del colombiano Duvan Zapata (m.9) y Jonathan Schunke (m.60), mientras que los goles del santafesino, colista en la clasificación, los anotaron Diego Jara (m.47) y Federico Chiapello (m.71)

El Argentinos Juniors igualó en su estadio Diego Maradona con el San Martín de San Juan 1-1, con los tantos del local Alejandro Navarro (m.50) y Mauro Bogado (m.55) para el conjunto sanjuanino, situado en una incómoda posición muy cerca de la zona de descenso.

Jugarán más tarde Arsenal y Vélez Sarsfield en la localidad de Sarandí, vecina a la capital del país.