El acierto individual del base Brandon Jennings fue la clave que permitió a los Bucks de Milwaukee vencer como visitantes 88-99 a los Celtics de Boston, que jugaban el partido inaugural de la temporada ante sus seguidores.

Si la derrota (107-120) sufrida el pasado martes ante los Heat de Miami ya fue frustrante para los Celtics, peor la sufrida en su propio campo y con problemas en el juego de equipo.

Todo lo contrario de lo que sucedió con los Bucks que tuvieron en Jennings al jugador clave que los dirigió de forma brillante a la victoria después de aportar 21 puntos, 13 asistencias y seis recuperaciones de balón.

La victoria fue la primera que consiguen los Bucks en su partido inaugural de temporada en seis años.

Los Bucks nunca estuvieron con menos de seis puntos de ventaja en el marcador y 11 durante la mayor parte de la segunda parte, a pesar de que el año pasado tuvieron el segundo peor ataque de la liga.

Junto a Jennings el alero Tobias Harry aportó 18 puntos, mientras que el escolta Monta Ellis llegó a los 14 y fueron los tres titulares que tuvieron dobles dígitos.

Tres reservas, encabezados por Ekpe Udoh, Larry Sanders y Beno Udrih aportaron 10 tantos cada uno para los Bucks, que tuvieron a seis jugadores con dobles dígitos.

El veterano ala-pívot Kevin Garnett encabezó el ataque de los Celtics al conseguir 15 puntos, mientras que Rondo logró un doble-doble de 14 tantos y 11 asistencias.

Otros cuatro jugadores de los Celtics tuvieron dobles dígitos, pero no impidieron la segunda derrota consecutiva y el año pasado también perdieron los tres primeros encuentros que disputaron.