El base venezolano Greivis Vásquez anotó cuando restaba sólo 1:3 segundos para el final del tiempo reglamentario y llevó a los Hornets de Nueva Orleans a un triunfo por 88-86 sobre los Jazz de Utah.

Los Hornets tuvieron que dejar fuera del campo de juego al ala-pívot novato Anthony Davis cuando faltaban 4:51 minutos del segundo cuarto tras recibir un golpe en la cabeza con el codo de su compañero Austin Rivers al intentar ambos evitar una canasta del equipo rival.

El golpe le dejó mareado y los preparados físicos del equipo consideraron que podría haber sufrido una ligera conmoción cerebral; por lo que decidieron que jugara más.

Antes de dejar el campo, Davis había sido el mejor del equipo al aportar ocho puntos en 14 minutos de juego.

El pívot cubano americano Robin López y el ala-pívot reserva Ryan Anderson, los dos grandes contratos del equipo durante el descanso del verano, fueron los líderes de los Hornets, al anotar 19 puntos cada uno.

Mientras que Vásquez, que anotó la canasta clave, confirmó su condición de director indiscutible en el juego del equipo y lo demostró al aportar un doble-doble de 13 puntos y 10 rebotes.

Vásquez anotó 5 de 13 tiros de campo, falló un intento de triple, y anotó 3 de 6 desde la línea de personal, además de capturar cuatro rebotes, poner un tapón y perder tres balones.

El base reserva Randy Foye anotó 20 puntos, incluidos 4 de 7 triples, y lideró a cuatro jugadores titulares de los Jazz que tuvieron dobles dígitos.

El titular Mo Williams aportó 16 puntos, el escolta-alero Gordon Hayward llegó a los 14, el ala-pívot Paul Millsap anotó 11 y el pívot Al Jefferson consiguió 10 tantos en lo que fue la primera derrota de los Jazz (1-1) desde el inicio de la temporada.