El base reserva puertorriqueño José Juan Barea encestó 21 puntos y entregó cinco pases para anotación que permitieron a los Timberwolves de Minnesota ganar por 92-80 a los Kings de Sacramento.

Aunque los Timberwolves están jugando sin sus estrellas, el ala-pívot Kevin Love y el base español Ricky Rubio, ambos lesionados, el equipo bajo la dirección de Barea realizó una gran labor de conjunto que les abrió el camino de la victoria en el partido inaugural de la nueva temporada.

Barea salió del banquillo para jugar 28 minutos y convertirse en el líder del ataque.

El boricua encestó 6 de 11 tiros de campo, incluido 1 de 2 triples, y se fue perfecto en los de personal con 8 de 8, logró cuatro rebotes, entregó cinco asistencias y robó un balón.

El escolta Brandon Roy y el alero Andrei Kirilenko, nuevas adquisiciones de los Timberwolves durante el verano aportaron diez puntos cada uno en un duelo en el que los Timberwolves encestaron sólo 2 de 17 triples, pero lograron contener a los Kings a sólo 15 puntos en el último cuarto.

El base Isaiah Thomas aportó 20 puntos, el base-escolta reserva Marcus Thornton consiguió 15 y el pívot DeMarcus Cousins llegó a los 11 tantos.

El escolta-alero reserva dominicano Francisco García se fue sin puntos en 15 minutos de acción, al fallar los tres tiros de campo que hizo, logró un rebote y robó un balón.