Venus Williams se impuso a su hermana Serena en un partido de exhibición disputado en Nigeria, convertido en una fiesta del tenis en donde las norteamericanas llegaron a bailar en la pista.

Venus ganó por 6-4 y 7-5 en el Lagos Tenis Club, bajo un calor sofocante que no frustró las interrupciones de las jugadoras para convertir el partido en una fiesta.

Serena se tomó sus peores golpes con humor. Caía de rodillas por sus fallos, estrujando su raqueta contra la cabeza, y no disimuló una gran carcajada al ver un cartel entre el público pidiéndole matrimonio.

Venus y Serena volarán a Sudáfrica, el segundo país que visitan en esta gira.