Siria ha vuelto a demandar la compra de electricidad a Turquía, según ha confirmado hoy el ministro de Energía, Taner Yildiz.

Una compañía privada turca había proporcionado a Siria alrededor del 20 por ciento de la electricidad que consume el país árabe pero Damasco canceló el acuerdo el mes pasado e interrumpió la importación.

Algunos medios turcos aseguraron que el Gobierno sirio tomó esa medida porque las zonas norteñas que utilizan la electricidad siria habrían caído en manos de la oposición.

Yildiz confirmó hoy a la agencia semipública Anadolu que "el Gobierno sirio ha pedido a la empresa privada turca reanudar la venta de electricidad".

Añadió que la empresa turca necesita completar ciertos pasos burocráticos para retomar la venta, algo que podría retardar el proceso una semana o diez días, pero que el Gobierno turco está a favor de suministrar electricidad a Siria por motivos humanitarios.

"Siempre lo hemos considerado un asunto humanitario. La electricidad que damos a Siria es menos del uno por ciento de la que produce Turquía; no miramos el aspecto monetario sino el de una postura humanitaria a favor del pueblo sirio, y hemos dicho a la compañía que daremos el visto bueno", dijo Yildiz. EFE