El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reportó hoy la baja en las últimas 48 horas de 16 guerrilleros de las FARC y el ELN y aseguró que las fuerzas de seguridad mantendrán su acción contra estas guerrillas pese a las perspectivas de poner fin al conflicto interno por la vía del diálogo.

"Les decimos a los de las FARC y al ELN: las instrucciones a nuestras fuerzas son claras y contundentes. Aquí no hay ningún tipo de contemplación", dijo hoy el jefe del Estado colombiano.

Durante los actos conmemorativos del aniversario 121 de la Policía Nacional, Santos informó que en las últimas 48 horas 6 rebeldes murieron, 7 se desmovilizaron y 3 fueron capturados.

El mandatario encabezó la conmemoración en una escuela policial del sur de Bogotá, con la presencia de sus pares de Costa Rica, Laura Chinchilla, y Honduras, Porfirio Lobo, que viajaron para agradecer la ayuda de esta institución a la seguridad en sus países.

En su discurso, el gobernante colombiano les notificó a las dos guerrillas activas en Colombia que las fuerzas de seguridad mantendrán e intensificarán sus acciones, a pesar de las perspectivas de poner fin al conflicto interno de casi medio siglo a través del diálogo.

El Ejecutivo y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pondrán en funciones plenas, el próximo 15 de noviembre en La Habana, una mesa de negociaciones de paz que instalaron el pasado 18 de octubre en Oslo.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) se ha declarado dispuesto a unirse a esta mesa de diálogo o a establecer una por separado, oferta que ha sido acogida en principio por Santos.

Santos insistió en que el diálogo que les ha ofrecido a los rebeldes "un diálogo sincero y generoso".

"Pero hasta que no lleguemos a un acuerdo, y si hay voluntad yo creo que podemos llegar a un acuerdo pronto (...), la contundencia de nuestras Fuerzas Armadas continuará", subrayó el gobernante.