La Organización Deportiva Bolivariana (Odebo) y cinco países invitados a los Juegos Bolivarianos de Playa en Lima rechazaron hoy la "intervención e intromisión" del gobierno ecuatoriano en las organizaciones deportivas de ese país dependientes del Comité Olímpico Internacional (COI).

Los comités olímpicos nacionales afiliados a la Odebo y los países invitados a la organización no aceptarán mientras se mantenga el conflicto "a ninguna delegación deportiva, personero o dirigente ecuatoriano que no se encuentre reconocido o competentemente autorizado por el Comité Olímpico Ecuatoriano", dice la declaración.

La Odebo agrupa a las autoridades olímpicas de Bolivia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela; y el documento expedido hoy también lleva las firmas de los cinco países invitados a los Juegos Bolivarianos de Playa: Chile, El Salvador, Guatemala, Paraguay y República Dominicana.

Añade el documento que se insistirá ante el COI, la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ACNO), la Asociación de Federaciones Internacionales (Asoif) y las asociaciones continentales y regionales "para que adopten con la mayor energía las medidas conducentes a preservar la autonomía e independencia del Comité Olímpico Ecuatoriano y sus federaciones afiliadas".

"Los Comités Olímpicos signatarios ratifican su pleno respaldo al Comité Olímpico Ecuatoriano y reiteran su firme e inquebrantable decisión de salvaguardar el principio de autonomía del Movimiento Olímpico que asegura la Carta Olímpica, hoy amenazado en la República de Ecuador", concluyó el documento.

La declaración, que fue ratificada por el presidente de la Odebo, Eduardo Álvarez, fue suscrita por los comités olímpicos nacionales de Bolivia, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela.