El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil confirmó hoy la muerte del brasileño Tiago Ferreira Neto, de 54 años, durante el paso del huracán "Sandy" por la costa este de Estados Unidos.

La Cancillería brasileña indicó que Ferreira Neto, que residía con su familia en Nueva Jersey, murió después que su automóvil colisionó contra un árbol que fue derribado por las tempestades provocadas por el ciclón.

La familia del brasileño reportó la muerte al Consulado en Nueva York, pero la Cancillería indicó que todavía no fue orientada para tramitar el traslado del cuerpo de Ferreira Neto al país suramericano.

El paso de "Sandy" ha dejado por lo menos 102 víctima mortales en Estados Unidos, y varios heridos y pérdidas material todavía sin calcular en este país.

Brasil anunció también una ayuda de 200.000 dólares para las víctimas del ciclón en Haití y Cuba, países caribeños que también fueron afectados por "Sandy".