Hombres armados dispararon contra un autobús afuera de una pequeña gasolinera en el suroeste de Pakistán y causaron un extenso incendio donde murieron quemadas 18 personas, informaron las autoridades.

Abdul Mansur Kakar, funcionario del gobierno local, indicó además que varios pasajeros resultaron severamente lesionados en el ataque del sábado en el pueblo de Juzdar, en la provincia de Baluchistán. Nadie se adjudicó la responsabilidad, y el móvil del ataque no está claro.

Juzdar se ubica a 300 kilómetros (180 millas) al sur de Queta, capital de la provincia de Baluchistán, que ha experimentado décadas de insurgencia por parte de nacionalistas que demandan mayor autonomía y más participación de los recursos naturales de la provincia.

Se cree que en la provincia también operan muchos milicianos afganos del Talibán.