El Gobierno boliviano sostuvo hoy que Evo Morales es uno de los presidentes "más pobres" de América Latina, luego de que un diario nacional revelase que el patrimonio del gobernante se ha triplicado en los últimos seis años.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, replicó así a una publicación del diario El Deber, de la región oriental de Santa Cruz, que informó que el patrimonio de Morales subió de alrededor de 110.000 dólares en 2006, cuando asumió la Presidencia, a 388.657 dólares este año, con datos de la Contraloría del Estado.

"El presidente Evo Morales es uno de los presidentes más pobres de América Latina", dijo Dávila a la agencia estatal ABI y agregó que el patrimonio del mandatario "aumenta solamente por la revalorización de sus bienes".

Según Dávila, el patrimonio de Morales consta de "una casita" en un barrio popular en la ciudad central de Cochabamba, "un chaco (parcela)" en el Chapare, su feudo político y sindical, y también tiene algo de ganado camélido en su natal Orinoca, en la región andina de Oruro.

Insistió en que el presidente boliviano es el que menos gana de todos los de la región, pues su salario mensual equivale a 2.100 dólares, mientras que, según dijo, por ejemplo el mandatario uruguayo, José Mujica, percibe un sueldo de 12.000 dólares.

El salario mínimo de Bolivia, uno de los países más pobres de América, es de 144 dólares mensuales, mientras que el sueldo medio apenas pasa de 546.

Antes de Morales, el salario presidencial superaba los 4.300 dólares, pero el gobernante lo redujo en 2006 a 2.100 dólares para dar una señal de austeridad, según dijo entonces.

Dávila aseguró, por otra parte, que el mandatario sí tiene gastos personales que cubre con su salario, pues "pasa una asistencia mensual generosa y de forma puntual" a sus dos hijos y también hace donaciones importantes a gente pobre.