El Gobierno argentino suspendió el contrato de mantenimiento de trenes de la línea entre Buenos Aires y Mar del Plata con la empresa española Talgo debido al "costo excesivo" del servicio, informó el Ministerio de Interior y Transporte.

El costo anual del contrato de mantenimiento para los trenes que cubren los 400 kilómetros de distancia entre ambas ciudades era "equivalente al valor que sale comprar una formación de similares características", según un comunicado de Interior.

La cuantía de este contrato, según el Gobierno argentino, ascendía a 40 millones de pesos (unos 8,4 millones de dólares), mientras que el Ministerio que dirige Florencio Randazzo cifra en 42 millones de pesos el costo de un nuevo convoy para pasajeros.

Renfe y el Gobierno argentino firmaron en 2008 un contrato para la venta de 416 vehículos por un importe total de más de 120 millones de euros (176,4 millones de dólares), entre las que había 134 vehículos Talgo III y también contemplaba el mantenimiento de las formaciones.