El seleccionador argentino de baloncesto, Julio Lamas, expresó su optimismo en los resultados de la renovación de jugadores que están cerca de terminar el ciclo más importante de la historia de este deporte en su país, encabezados por 'Manu' Ginóbili.

"Argentina continuará en los primeros puestos mundiales", afirmó el entrenador, quien aseguró que desde ahora "el esfuerzo se centrará en optimizar al máximo los recursos de cada jugador".

"Sabemos que se vienen cambios y habrá que afrontarlos como lo hicimos cuando se fueron Juan 'Pepe' Sánchez y Fabricio Oberto", miembros de la denominada "generación dorada" del baloncesto de su país, dijo.

"Veremos qué pasa ahora con Emanuel Ginóbili, pero teniendo a Pablo Prigioni, Carlos Delfino, Luis Scola y Andrés Nocioni, hay mucho para seguir luchando", afirmó.

"Somos conscientes de que se está terminando una generación que fue brillante", comentó Lamas. "Pero no por eso tenemos que bajar los brazos, vamos a seguir trabajando con jugadores que tienen muy buen nivel y hay una base interesante para seguir adelante", añadió.

Lamas aseguró que a actual Liga argentina "es la mejor desde 2002", ya que "han regresado al país más de treinta jugadores que estaban en el exterior, lo que nos permitió recuperar un gran nivel", indicó.

Con la "generación dorada" Argentina obtuvo el segundo puesto en el Mundial de Indianápolis 2002, la medalla de oro a los Juegos Olimpicos de Atenas 2004, el cuarto puesto en el Mundial de Japón 2006 y el bronce en los Juegos de Pekín 2008.

Tras los Juegos de Londres 2012, el mejor jugador de la historia del baloncesto argentino, 'Manu' Ginóbili (tres veces campeón de la NBA con los Spurs de San Antonio), dijo que no tenía claro si seguiría jugando con la albiceleste.

"Cuando llegue el momento veré si estoy en condiciones de jugar a o no", afirmó.