La ausencia del base Derrick Rose no se ha hecho notar en el juego de los Bulls de Chicago que ganaron de visitantes por 86-115 ante los Cavaliers de Cleveland.

El escolta Richard Hamilton y el alero Carlos Boozer se encargaron de liderar el ataque de los Bulls al anotar 19 puntos cada uno y su equipo dominó de principio a fin el partido, que los mantiene invictos en lo que va de temporada con dos triunfos consecutivos.

El base reserva Nate Robinson, que jugó para ayudar con la ausencia de Rose, aportó un doble-doble de 16 puntos y 12 asistencias, mientras que el alero sudanés llegó a los 14 tantos.

Los Bulls encestaron el 63,8 por ciento de sus tiros de campo, al anotar 44 de 69 intentos, incluidos cuatro triples en 10 intentos.

Los Cavaliers, que pudieron superar a los Wizards de Washington en su primer partido de campaña, se vieron desbordados e inferiores ante los Bulls en todas las facetas del juego.

El base australiano Kyrie Irving, con 15 puntos, encabezó la ofensiva de los Cavaliers, que tuvieron sólo a otros dos con dobles dígitos.

El equipo de Cleveland anotó 32 de 79 tiros de campo y tuvo 17 pérdidas de balón.

El alero Alonzo Gee y el pívot brasileño Anderson Varejao aportaron 12 puntos cada uno para los Cavaliers.

Varejao jugó 30 minutos, y encestó 5 de 8 tiros de campo, se fue perfecto desde la línea de personal con 2 de 2, logró cinco rebotes y entregó dos asistencias, pero estuvo muy lejos de los 23 balones que capturó bajo los aros --su mejor marca como profesional-- ante los Wizards.