La diseñadora británica Vivienne Westwood sacará a la venta el sábado camisetas de apoyo al fundador de Wikileaks, Julian Assange, que permanece refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el pasado junio para evitar su extradición a Suecia.

En la prenda, de diseño unisex y que tendrá un precio de 40 libras (unos 64,4 dólares), aparece la cara de la diseñadora y las palabras "Yo soy Julian Assange" en inglés.

Westwood, de 71 años, ya lució la camiseta cuando visitó al "hacker" australiano el pasado día 24 de octubre y en el cierre de su último desfile en Londres, en septiembre.

Todos los beneficios que se obtengan irán destinados a Wikileaks, ya que "compañías como Visa, MasterCard, Western Union, Paypal, Amazon y el Banco de América han bloqueado el 90 % de las donaciones", manifiesta la diseñadora en su página web.

"Apoyo a Julian Assange porque es inteligente y valiente y el fundador de Wikileaks, una organización brillante de interés público que saca a la luz los datos ocultos y la información falsa que publican las autoridades para protegerse", agrega Westwood, considerada una de las diseñadoras más importantes del Reino Unido.

Máxima representante del estilo punk, Westwood es conocida también por su activismo político que le ha llevado a defender en repetidas ocasiones al fundador de WiKileaks y causas como la de los indignados.

El famoso "hacker", de 41 años, se refugió en la embajada de Ecuador el pasado 19 de junio para evitar su extradición a Suecia, donde se le quiere interrogar por presuntos delitos sexuales que él niega.

Pese a que Ecuador le ha concedido el asilo político, el Gobierno británico se niega a otorgar un salvoconducto al fundador de WikiLeaks, portal responsable de la filtración de miles de cables diplomáticos que comprometieron a gobiernos de todo el mundo y perjudicaron especialmente a Estados Unidos.