Real Madrid, Barcelona, Málaga y Valencia coparon los cuatro primeros puestos al término de la pasada liga española de fútbol y, transcurridas nueve fechas del actual campeonato, los tres primeros siguen en la punta de la clasificación y bien encaminados en la Liga de Campeones.

Tras disputar la Copa del Rey entre semana, los cuatro jugarán sus partidos correspondientes a la décima fecha el sábado, poco antes de afrontar su cuarto cotejo de la fase de grupos en la máxima competición continental.

En el estelar cartel sabatino figura también el Atlético de Madrid, competidor en la Copa de la UEFA y sorprendente colíder ligero junto al Barcelona con 25 puntos cada uno. Ambos equipos andan invictos y sacan ocho unidades de ventaja al Madrid, campeón vigente que arrastra su mal arranque en espera de que sus dos grandes rivales tropiecen en algún momento.

Enrachados y en buena forma, azulgranas y rojiblancos afrontarán otro difícil reto doméstico. El Barsa, que viene de golear 5-0 al Rayo Vallecano y derrotar 2-0 al Alavés en la Copa, recibe al Celta de Vigo, un cuadro recién ascendido que llega exhibiendo buen fútbol y una de las sensaciones del campeonato en el joven atacante Iago Aspas.

Sin embargo, el conjunto gallego sufrió un sensible revés copero, pues perdió 2-0 ante el Almería y deberá ingeniárselas para neutralizar al astro argentino Lionel Messi quien, tras recibir el lunes la bota de oro al mayor goleador de las ligas europeas, querrá seguir sumando dianas a las 13 que acumula como máximo cañonero en la liga. Su próximo objetivo: conquistar su cuarto Balón de Oro consecutivo en enero.

Tras empatar en casa en el partido inaugural, el Atlético hilvana ocho fechas con victoria y viajará para enfrentar a un Valencia herido tras perder contra el Betis la fecha anterior y actualmente undécimo en la tabla de posiciones, lejos de sus pretensiones habituales.

La visita del Zaragoza al estadio del Madrid se antoja bastante más accesible para los blancos, que también golearon 5-0 al Mallorca la jornada anterior en el que fue, quizás, su partido más completo de la temporada pese a las bajas en defensa.

El timonel José Mourinho se mostró satisfecho del rendimiento de sus futbolistas tan sólo tres días después de haber caído en Dortmund contra el Borussia, y en la Copa el equipo se reivindicó con una paliza por 4-1 sobre el Alcoyano, con doblete de Karim Benzema.

El Málaga sufrió más en el 4-3 sobre el modesto Cacereño y sólo empató en cancha del Espanyol en su última salida, pero el conjunto del chileno Manuel Pellegrini, que recibe al Rayo, navega firme en la Champions y en la liga, donde únicamente ha perdido un partido contra el Atlético.

La programación dominical iniciará con la visita del Espanyol a cancha de la Real Sociedad. El equipo del argentino Mauricio Pochettino sigue en zona de descenso con una sola victoria pero acumula tres fechas sumando puntos y espera dar caza a la Real, que viene de empatar en cancha del Valladolid pero se muestra sólida en su estadio: tres victorias y una sola derrota, nuevamente ante el Atlético.

Los otros equipos en la zona caliente, Deportivo La Coruña y Osasuna, reciben al Mallorca y al Valladolid, respectivamente, mientras que Granada y Athletic de Bilbao lucharán por evitar caer en el pozo en su cruce directo. El equipo del argentino Marcelo Bielsa transita desquiciado por el campeonato y en Europa y no gana un partido desde el 8 de octubre ante Osasuna.

Al cierre de la jornada, el Sevilla intentará arrebatar la última plaza europea al Levante, nuevamente codeándose con los grandes pese a su limitado presupuesto.

La fecha se completa el lunes con el cotejo Getafe-Betis.